La importancia de la limpieza regular de los dientes

Si desea una buena higiene dental, la limpieza dental profesional regular debe ser parte de su rutina de cuidado bucal. Mantiene sus encías saludables y le permite a su médico detectar otros problemas que afectan sus dientes. Los expertos coinciden en que debes considerar visitar al dentista cada seis meses para un chequeo y limpieza.

Cuando comes y bebes, un residuo pegajoso lleno de bacterias llamado placa se acumula a lo largo de la línea de las encías. La placa puede desgastar el esmalte y provocar caries si no usa hilo dental y se cepilla los dientes con regularidad. Incluso con los hábitos de higiene dental correctos, eliminar la placa puede ser difícil. Porque el depósito es casi invisible. La acumulación progresiva de placa la convierte en sarro, que debe ser eliminado por un odontólogo utilizando técnicas y herramientas adecuadas.

Durante su visita, su dentista raspará sus dientes y utilizará la técnica adecuada para limpiar debajo de las encías. En su caso, esto puede incluir radiografías dentales. Al limpiar el sarro, el higienista raspa la superficie de la línea de las encías para eliminar el sarro y la placa. El trabajo requiere un especialista, así que asegúrese de hacer una cita con su dentista para los servicios dentales generales regulares.

Reducir el riesgo de enfermedad de las encías y gingivitis.

Además de la acumulación de sarro y placa, la falta de cuidado dental aumenta el riesgo de enfermedad de las encías y gingivitis. Una de las principales causas de la enfermedad de las encías es la constante acumulación de sarro. Las bacterias irritan e inflaman las encías como resultado del endurecimiento y la tensión de los dientes. A medida que las bacterias crecen, gradualmente forman bolsas que pueden causar pérdida ósea.

Las personas con enfermedad de las encías y gingivitis pueden notar recesión, sangrado e inflamación de las encías. Afortunadamente, puedes detectar la gingivitis con limpiezas dentales periódicas. Los profesionales también pueden revertir la situación durante el desarrollo temprano de la gingivitis. Si no se trata, aumenta el riesgo de afecciones orales no deseadas, como extracción de dientes, retracción de las encías y pérdida ósea.

Después de perder o tener caries la mayoría de sus dientes, los implantes, dentaduras postizas y coronas son las mejores opciones de reemplazo. Una limpieza dental profesional cada dos años te ayudará a evitar este tipo de problemas. Desarrolle el hábito de mantener una higiene dental adecuada, cepillarse los dientes y evitar fumar.

Yorum yapın